¿Qué me dan los contenidos que no me da la publicidad?

La pregunta para los publicistas podría sonar ilógica y atrevida. Los mercadólogos quizá tengan cierta confusión y los comunicólogos tengan sentimientos encontrados.

Los contenidos son una herramienta relativamente nueva en el mundo de la mercadotecnia, sin embargo, si miramos en retrospectiva, sabremos que el content marketing, término propio de la era digital, siempre ha existido. Pensemos en un folleto, en la presentación corporativa y en los contenidos del sitio web. Se contrataban grandes agencias de diseño para realizar dicha tarea y el contenido era lo de menos. Se reciclaba información de otras fuentes y quedaba una mezcla medianamente aceptable para el consumidor. La figura del content manager no estaba siquiera considerada en un área de marketing.

Los contenidos siempre han existido pero nunca se habían concebido como una estrategia de venta.

¿Cómo voy a vender con información?

La información es poder y bajo esta premisa es simple responder la pregunta anterior. Si tengo información fundamentada y de valor acerca de un producto o servicio, sin duda alguna será una herramienta de venta para convencer a los consumidores.

Tanto en el sector B2B como en el B2C, la decisión de compra está antecedida de una investigación. En el caso de los consumidores Google es su mejor aliado. En el caso de las empresas se comparan proveedores y se busca información. Sin embargo, este mercado en particular, está ávido de información de valor para que sus decisiones sean más acertadas. El consumidor compara los beneficios de una computadora con otra. El director decide qué computadoras comprar para su plantilla de 1000 empleados incluido paquetes de productividad.

Sin duda alguna, el director tendrá que informarse y documentarse para hacer una inversión tan grande. ¿Quién le ofrecería la mejor respuesta al dicho director? ¿La publicidad o los contenidos?

Según un estudio de IPG Media, publicado por Forbes, los consumidores que están expuestos a contenidos respaldados por una marca, son 28% más propensos a tener una visión favorable de ésta.

¿Qué me dan los contenidos que no me da la publicidad?

La publicidad anuncia y posiciona a la marca. El mensaje está controlado e incluso adornado para llegar al consumidor. Los contenidos, a través de diferentes formas – white paper, blogs infografías- informan, educan y evangelizan sobre un tema. No por nada se dice que “el contenido es el rey”, más aún cuando se cuentan con una diversidad de canales de comunicación para distribuirlos.

También ofrecen permanencia en la red. Permite una segmentación más delimitada, por lo tanto se puede ofrecer información a la medida. Finalmente una estrategia de contenidos bien planificada, debe estar centrada de acuerdo al ciclo de ventas de cada compañía y al nivel de conocimiento del consumidor.

¿Alguna duda de todo lo que ofrece el mundo de los contenidos?

 

Imagen: Pinterest

Comparte nuestras ideas... Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
0Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicita información respecto a nuestros servicios de Cursos y Talleres: