Trump, ¿estrategia fallida?

Desde hace varios meses hemos sido testigos de cómo el candidato a la presidencia de los EE.UU. nos ha faltado al respeto de una manera nunca antes vista, probablemente en la historia nacional. No han sido una, ni dos, ni tres veces, han sido innumerables ocasiones en las que el republicano ha hecho mofa de nuestro país.

Claro está, todo eso ha sido parte de una estrategia de marketing político. Desde el día uno de su campaña, hasta el debate de ayer, el hablar de nuestro país le ha cosechado seguidores a base de ataques de tintes racistas, de tal suerte que nuestro gobierno ni las manos ha metido.

Pero ¡Oh sorpresa!, cuando pensamos que la estrategia del republicano iba mal, dada su falta de empatía con todos los latinos en el país del norte y a la importancia de éstos en el voto estadounidense, a nuestro gobierno se le ocurre invitar a los dos candidatos a México (cuya invitación solo aceptó Trump).

Ni tardo ni perezoso, el odiado candidato aceptó la invitación a la reunión, y lamentablemente ésta fue la oportunidad para simular cercanía con los paisanos que están del otro lado ¿Falsa? Por supuesto. La visita del candidato republicano fue parte de su campaña extendida a nuestro país. Y funcionó; días posteriores al encuentro de nuestro presidente con el candidato, las encuestas cedieron y se colocó a la cabeza. Hillary, por otra parte cayó en popularidad.

El primer debate presidencial llevado a cabo ayer, entre Clinton y Trump  se convirtió en trending topic mundial en Twitter. Las palabras más mencionadas fueron los nombres de ambos candidatos, seguidos por México, China y mocos, en referencia al presunto resfrío de Trump. Luego de más de 90 minutos de ataques, propuestas, acusaciones y señalamientos entre ambos candidatos, una encuesta de CNN reveló como ganadora a la candidata demócrata, con 62 por ciento de resultados a su favor, frente a 27 por ciento para el republicano.

¿Estrategia fallida? Esperemos que por el bien del mundo así sea, dada la suma importancia que representa el país vecino para nuestro futuro. Esperemos que lo que empezó como una broma, así termine. Es una época en dónde se lucha por derribar muros en todos los sentidos, no construirlos.

Preguntémonos algo, sin la constante estimulación y apoyo de las redes sociales y de la viralidad del contenido, ¿Trump seguiría siendo el fuerte candidato que ahora es?
Los invito a reflexionar y a tomar en serio las declaraciones de ambos candidatos pues influyen directamente en nuestra vida; tan fácil como ver como sube el dólar.

Comparte nuestras ideas... Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
0Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicita información respecto a nuestros servicios de Cursos y Talleres: