Tips para «racionar» la tecnología en los niños durante las vacaciones   

El sol ya salió, las escuelas entregaron calificaciones finales y llegaron las tan esperadas vacaciones que los niños adoran y esperan con mucha, pero mucha calma (sí seguro). Entonces no pasará mucho tiempo para que empecemos a escuchar los pasos pequeños alrededor de la casa, inquietos y desesperados por algo qué hacer. Hay risas desenfrenadas por todos lados, los postres acabados antes de tiempo y los vegetales en la basura o peor… en la panza del perro, pero ¿qué cierto es esto?, si con la tecnología los tiempos han cambiado. Los niños ya no hacen las mismas cosas en sus vacaciones, ahora se pasan horas frente a la pantalla.

Podríamos pensar que con un buen videojuego, un iPad o una computadora, los pequeños torbellinos se calmarán y que las vacaciones pasarán completamente tranquilas y sin contratiempos Debemos de tener cuidado, pues la tecnología, como cualquier otra cosa, se debe de mesurar, y más en los pequeños. No sabemos qué clase de contenido podrían estar viendo, o peor aún, podría ser que ya estén generando un patrón adictivo a algún dispositivo.

Para evitar problemáticas de este tipo, y hacer que los niños disfruten de su descanso sanamente, aquí te dejo 5 tips para medir la tecnología en tus hijos durante las vacaciones:

1.- Reglas y tiempos

Si existe algo que los niños odian pero tratan en su mayoría de respetar, son las reglas y más cuando se trata de reglas escritas.  Ya sea en una cartulina o en un pizarrón, podemos poner algún lineamiento para el uso de la tecnología en la casa; como solo usar dos horas el videojuego favorito, establecer una hora para dormir o la duración del uso de un smartphone. Todo dependerá de las actividades que el pequeño requiera; no nos engañemos, odiaran la idea de tener que seguir un reglamento durante las sagradas vacaciones, pero por ser reglas no tienen por qué ser un castigo. Puedes ofrecer un premio a mediano o largo plazo; como ir al cine al final de la semana o planear un viaje a sixflags o a la playa. Estos son grandes incentivos para que el niño siga al pie de la letra las reglas; finalmente, es un niño, ellos encontrarán cómo pasar el tiempo lejos de la pantalla.

2.- Salir

Las actividades fuera de casa son una gran fórmula para que el niño no esté todo el tiempo en la computadora. Aparte de que juegan, se cansan y la energía que les queda es limitada a un baño, la cena y a dormir, quien quita igual y conocen a más niños y llegan a jugar como en los viejos tiempos. En esta categoría también incluiría inscribirlos a un curso de verano; ya sea de alguna actividad deportiva o uno recreativa y más artística, esta es una gran opción para que dejen un poco la casa y se diviertan con personitas de su edad.

3.- Desarrolla su imaginación

Dicen que no hay nada más caótico que un niño con mucha imaginación y tienen razón, pero no por ello es algo malo, al contrario, los niños necesitan imaginar y crear para ser niños. Déjalos correr por la casa con la sábana como capa; déjalos desarreglar los cojines de la sala para hacer un fuerte, usar las escobas como espadas, déjalos crecer a su manera. Alienta esta actitud, únete a sus juegos, celébralo y consiéntelo, finalmente, solo se es niño una vez y también podrás recordar tu infancia en el camino.

4.-  Viajar

¿Qué niño no es feliz en la playa o en una alberca? Si está en tus posibilidades, organiza algún viaje, y aunque si se llegue la tecnología durante el mismo, no serán las mismas largas horas que acostumbra. Estará tan distraído haciendo balas de cañón y comiendo frituras todo el día, que dejará el iPad olvidado en el cuarto de hotel.

5.- Rompe todos sus dispositivos 

Pues sí… esto es una broma, no lo hagas. No quieres el odio de tu niño y además arruinar sus vacaciones.

5.- Pero si quiérelo y disfrútalo

Un niño siempre será un niño, siempre te verá con ojos de amor y tratará de hacerte feliz en el mismo grado que tú lo hagas feliz. Pasa tiempo con tu hijo, sobrino, ahijado o primo; invítalo a jugar un poco, a ver una película en la cama, a comer palomitas, a leer un libro, a reírse, hazle cosquillas, apapáchalo, quiérelo y disfrútalo.

Pareciera que esos momentos son para siempre y aunque en la memoria lo son, no en la edad, eventualmente crecerán y no querrán pasar mucho tiempo contigo… ¡Qué mejor que crear memorias en una tarde lluviosa con chocolate y malvaviscos!, o jugar a mojarse en el patio, el chiste es hacer de un pequeño momento, algo grande para recordar siempre.

 

¡Felices vacaciones papás y mamás! ¡Tíos y tías!  Ustedes también disfrútenlas tanto como los niños lo harían.

Comparte nuestras ideas... Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
0Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicita información respecto a nuestros servicios de Cursos y Talleres: