Tecnología: educación en evolución

Deadline

Incertidumbre a full. Llegas a la escuela, faltan diez minutos para el comienzo de la clase; tu equipo no ha llegado, es la presentación de fin de cuatrimestre.
¿Qué sigue? Obvio, te conectas a la red de la escuela. No puedes estar desconectado ni un solo segundo en esta época. Si estas offline no existes, y es un sinónimo de rezago.

¡Demonios! No llega Gabriela, ella quedó en traer la presentación. Gracias a internet, podremos localizarla. Le escribes un whats, logra salir el texto, pero no le llega… ¡puf!
Messenger es la opción restante, copias y pegas el texto de WhatsApp a Messenger, ahí sí lo lee y sí contesta. Viene en camino.

Comienza la clase, los equipos se disponen a exponer, Gabriela sigue sin llegar. No puedes más con la presión y recuerdas que existe “la llamada telefónica”. Sí, aquella función en tu celular cuyo objetivo es interconectar, sin internet, mediante voz, y muy poco lag a las personas.
Sales del salón, intentas llamar, no hay suficiente señal. Regresas cabizbajo, y al resto del equipo se le ocurre preguntarle a Gabriela por Messenger, si guardó de casualidad la presentación en One Drive, Google Drive, Dropbox, o en algún sitio web. Para la dicha del equipo, la presentación está guardada en Dropbox y ya se está descargando.

Puede que no llegue Gabriela, pero el resto del equipo, ha sido salvado por la nube.

Trabajos en equipo, investigaciones, referencias, conocimiento, enseñanza. Esto y más nos ha dado la tecnología, de una manera fácil y expedita. Esta herramienta, aparte de causar adicción, nos abre un mundo de facilidades en nuestro día a día en la universidad.

El infinito

Internet nos provee de millones de fuentes a la hora de buscar cualquier tema. Desde Google hasta DuckDuckGo nos arrojan fuentes desde la más crédula hasta la más incrédula. Hay que tener un amplio criterio para saber elegir la más coherente y razonable.

La Ausencia

De Satélite a la Roma. De Reforma a Universidad. De sur a norte. La distancia en nuestros días, es un sinónimo de tráfico y pérdida de tiempo. Existen ocasiones en las cuales ningún miembro del equipo puede acudir a la reunión del mismo, y eso crea conflictos. La conectividad nos puede ayudar a disipar esos problemas, pues, al establecer una mesa de trabajo vía Skype ya nos ahorramos, tiempo y pretextos.

Ciertamente uno no puede hacer milagros aunque siempre puede haber un virus en la web. La nube te ayuda a almacenar y compartir trabajos, desde Facebook hasta Mega. No hay condicionantes para no ejercer la colaboración en el equipo de trabajo.

Youtube, o cómo la incapacidad de enseñar a un profesor, te hace tener una mejor escuela.

Recuerdo con amplio repudio una situación hace dos años. Clase de técnicas de representación, en la cual, te vendía la escuela que aprenderías a utilizar las distintas técnicas análogas para expresarte. Una compañera preguntó sobre cómo hacer tal o cuál cosa, a lo que el profesor respondió: “Búscalo en Youtube”. Mi decepción ante un docente no pudo ser mayor.

Pero, insisto, gracias a la tecnología, tenemos herramientas, tenemos conocimiento. La limitación ante cualquier tema no puede existir, sólo es cuestión de darte un tiempo, e internet será el mejor profesor jamás creado… bueno, sólo le faltaría la parte humana.

Humano vs Internet

El conocimiento no debe estar peleado con la tecnología ni viceversa, deben ir de la mano, o del cable, vaya. La educación quiere hacer un esfuerzo en cuanto a esto. Existen maestros que llegan, conectan su celular al proyector y eso es de reconocerse, tomando en cuenta que no son tan jóvenes como uno. A manera presencial queda mucho camino por recorrer pues debe existir una interacción total con la tecnología, clase a clase; y por supuesto todo actualizado.

Por otro lado, la educación en línea es algo que, de diez niveles, no lleva recorrido ni uno. Realizar tareas y hacer comentarios sobre texto no estimula al alumno a aprender; sólo hace más mediocre el aprendizaje; sin un profesor en vivo, o sin un ejemplo vía stream el alumno no aprenderá a cabalidad. Por tanto, me parece no debería existir la educación en línea, o mínimo, no la deberían cobrar hasta no tener un estándar en el cual realmente el alumno aprenda y no sea una oveja más.

Las apps que no puedes dejar de tener, para estar interconectado y ser ayudado en tu día a día en la universidad son:

  • Whatsapp
  • Telegram
  • Messenger
  • Dropbox
  • Mega
  • Chrome
  • Pushbullet
  • Polaris Office
  • Youtube
  • One Drive
  • Google Drive
  • Skype

Como un complemento final a adquirir conocimiento virtual, no dejes de visitar Coursera, es un claro ejemplo de cómo compartir conocimiento vía online, y con certificación incluida. Merece la pena echarle un vistazo.

Comparte nuestras ideas... Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
0Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Solicita información respecto a nuestros servicios de Cursos y Talleres: