Snapchat: la revolución de las historias breves

Todos los seres humanos somos storytellers por naturaleza, pero es cierto que en una era digital con tantos estímulos, es más difícil mantener nuestra atención hacia algo por tiempos prolongados. Entonces, ¿cómo hacer que una historia despierte nuestro interés? Simple. Tiene que ser breve, concisa y directa.

Snapchat es una red social muy de moda, y justamente se basa en los principios que acabamos de mencionar. Su contenido es de corta duración (de 1 a 10 segundos) y tiene una vida fugaz; esto permite que los usuarios compartan con sus amigos lo que están viviendo en tiempo casi real y que además, se tenga mayor atención para aprovechar una foto o video que está a punto de desaparecer.

Más allá del filtro de perro

Si no eres un usuario activo de Snapchat, estoy segura que al menos has oído hablar de él. Entre tus contactos no faltará quien suba selfies usando un filtro para convertirse en un perro o en la reina del festival Coachella.

Quizá te gusten esa clase de herramientas para tomar una foto divertida, o quizá no. Lo que no podemos negar es que estos filtros son un diferenciador importante para contar nuestra historia. Le estamos dando a nuestro niño interior la oportunidad de convertirse en casi cualquier personaje, creando así una experiencia personalizada y un tanto chusca. (Ojo, recuerda que el humor es parte fundamental de todo buen storyteller).

¡Ah pero eso no lo es todo en Snapchat! Si exploras bien la red social, te darás cuenta de que cada vez existen más marcas que se suman a la plataforma, y que buscan cautivar a su público más joven. Buzzfeed, MTV, CNN y Comedy Central son algunas de las firmas que han sabido aprovechar el poder de las historias cortas. En vez de recurrir a los formatos extensos, desmenuzan la información para que la puedas disfrutar en las dosis correctas. Analicemos más a fondo…

 La narrativa breve: el reto de las marcas

No siempre es fácil jerarquizar las ideas de un contenido, por lo que el reto de las marcas que se han unido a Snapchat es eso, quedarse con “la carnita” y soltar todo lo demás. Como marca, debes tener mucho cuidado al seleccionar los conceptos que ayudarán a que tu historia no pierda ni fuerza o sentido. Un ejercicio práctico que puedes intentar es narrar tu contenido usando un número limitado de bullets o bien, si eres más visual, bocetar las macro ideas que quieres proyectar. No te claves.

Si quieres encontrar un poco de inspiración para planear nuevas historias de tiempo limitado, te recomiendo buscar en Snapchat  un canal de recetas de cocina que llame tu atención. ¿Por qué de cocina? Pues porque te hará saber que hasta una receta puede ser simplificada sin perder claridad. Y porque, pues es rico.

Así que ya lo sabes, revoluciona las historias de tu marca y dale una oportunidad a la red social que robó el corazón de los millennials y generación z. Observa, planea, actúa y… ¡Feliz snapping!

Comparte nuestras ideas... Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
0Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicita información respecto a nuestros servicios de Cursos y Talleres: