Ranking aplicaciones de transporte

Al trasladarnos a través de esta ciudad y sus límites, podemos hacer uso de un sinfín de aplicaciones, que de la mano con los servicios de transporte, son un intento de mejorar la movilidad en todos los aspectos.

En México existen tres principales aplicaciones de transporte; mediante el acceso a tu ubicación precisa, y con ayuda de Google Maps y Waze, te proporcionan un servicio de chofer, desde la ubicación en que te encuentres, hasta al punto que indiques.

A continuación analizaré a fondo, y te contaré mi experiencia con estas apps:

Uber

Podrías pensar, “si, ya nos han hablado hasta en la sopa de Uber”. Lo que mantiene a esta aplicación dentro de nuestro top of mind, es su constante en innovación. No solo se limita a mantener fresca  y actualizada su interfaz, también ofrece nuevos servicios y beneficios para sus usuarios, como el carpooling que permite compartir el vehículo con otras personas, y por consiguiente reducir la tarifa.

El pasado 3 de mayo, debido a la contingencia y el doble Hoy No Circula que ya conocemos bien en la Ciudad de México, Uber ofreció gratuitamente su servicio de Uberpool. En lo personal, no lo pensé dos veces y utilicé el servicio, tanto de ida a mi trabajo como de regreso a casa.

Mi experiencia con Uberpool fue la siguiente: Al solicitar el viaje, el vehículo tardó en llegar un poco más de lo normal, aproximadamente 15 minutos de espera; en el mapa pude observar cómo el conductor buscaba más usuarios para compartir el viaje, para mi suerte no encontró. Como es costumbre en este tipo de transporte, el chofer muy amable me ofreció agua y también cambiar de estación de radio; llegué sin más contratiempos a mi destino. ¿Recomendaría esta modalidad? Totalmente.

Cabify

Debido a que tiene un número bastante limitado de autos, (en la zona norte de la ciudad se reduce todavía más), esta app no es mi favorita. Descartando ese detalle, el servicio es bastante similar al de Uber. La dinámica es básicamente la misma, la diferencia es que Cabify ofrece únicamente un servicio ejecutivo básico denominado Lite; no existe un carpooling, ni servicio de lujo o SUV.

He utilizado Cabify aproximadamente unas tres veces. La primera vez, solicité el viaje desde Reforma, para mi sorpresa, y a diferencia de Uber, el conductor llamó para preguntar si gustaba esperar a que él llegara pues se encontraba un poco lejos de mi ubicación, respondí que sí. Al acercarse el vehículo, el conductor volvió a llamarme para asegurarse de que lo viera y mencionó que encendería las luces intermitentes. Una característica única de Cabify,  es la capacidad de mandarle un mensaje al conductor. OJO, desde la misma aplicación, nada de abrir SMS, ni Whatsapp.

Al llegar al punto acordado se bajó de su vehículo y me abrió la puerta; pensé que era un común denominador en Cabify, pero no lo es. Eso le sumó puntos para mí. En las siguientes ocasiones no tuve tanta suerte en cuanto a atención, no hubo llamadas, ni la cortesía de abrir la puerta. A mi punto de vista, debería haber un estándar en el servicio, es extraño sentirte a gusto con lo que un conductor te ofrece, y después pensar otro te está atendiendo a medias.

Recientemente actualizaron su aplicación; de una interfaz un tanto grotesca, se movieron a una más estilizada y cuidada hasta el más mínimo detalle.

Easy Taxi

Por último tenemos a Easy Taxi. Me encontraba en Bellas Artes y ya se hacía tarde para volver a mi casa. Con anticipación, yo ya había descargado la aplicación, y me dispuse a probarla.

Al principio fue algo confuso, ya que no salen en el mapa los vehículos y pensé que no había ninguno disponible, aun así, decidí seguir. Primero aparece un mapa, después proporcionas alguna referencia para poder obtener tu ubicación exacta. Posteriormente sale un campo en el cual debes ingresar el destino, aceptas y el chofer está en camino. Los vehículos son taxis normales, con la diferencia que se comportan con más educación que lo normal.

Aquí es donde entro en conflicto; no me gusta que sean taxis viejos y “normales”, pero este mismo aspecto le  suma puntos; es incluyente, le da la oportunidad a choferes de taxis hacerse cómplices de la tecnología y de la era digital, aquella que a muchos les costó tanto trabajo aceptar en un principio.

Si tuviera que ordenarlos por preferencia, en primer lugar estaría Uber por su amplia disponibilidad en la ciudad. El único punto en su contra, serían sus tarifas dinámicas que se elevan con la demanda, pero es algo con lo que podemos vivir las personas que no lo usamos a diario. Cabify me agrada, pero queda en segundo lugar; me queda a deber su escasez de automóviles. Easy Taxi se posiciona en tercer lugar; tiene todavía más disponibilidad que Uber en las zonas principales de la ciudad, pero no esperes encontrar un taxi en la zona norte. Además no cuenta con características que proporcionan seguridad al usuario; por ejemplo la capacidad de especificarte el nombre y foto del conductor, mostrarte el modelo y placas del vehículo al momento solicitar el servicio, o el monitoreo vía GPS.

Y tú, ¿cuál has usado o quisieras probar?

Si aún no te decides, te dejo unos tutoriales y links de descarga:

Uber

Descarga

Android  iPhone

Cabify

Descarga

Android: Cabify

iPhone: Cabify

Easy Taxi

Android: Easy Taxi

iPhone: Easy Taxi

 

Comparte nuestras ideas... Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
0Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicita información respecto a nuestros servicios de Cursos y Talleres: