Mamás digitales, mamás modernas

Si tu mamá tiene un Smartphone o Tablet, lo más seguro es que la hayas visto checando Facebook y comentando fotos o videos de tus familiares; probablemente te ha pedido ayuda para poner su serie favorita en “netflis”, o la has encontrado muerta de la risa con una conversación en WhatsApp. Si te identificaste con estas situaciones, debo decirte que tu mamá es una “mamá digital”.

Cada vez es más común que ellas se conviertan en “víctimas” de la tecnología. De acuerdo al estudio Segmento Mamás Digitales 2015, realizado por IAB México, las mujeres internautas con hijos menores de 12 años y una edad promedio de 30 años, pasan alrededor de 7.2 horas al día conectadas a internet, casi lo cuádruple que en el 2013, cuando el tiempo promedio era de 2 horas.

¿Qué hace que incremente el número de mamás digitales? Muchas no quieren que el hecho de tener una familia las deje rezagadas del mundo de la tecnología; a otras, por lo general más grandes, les gana la curiosidad de saber qué es lo que todo el mundo está viendo, o de lo que todos hablan. Además, a  la mayoría de ellas les agrada que pueden seguir realizando sus actividades cotidianas, como limpiar la casa o trabajar, mientras se encuentran conectadas.

Y es por la naturaleza de sus actividades y el tiempo que pasan en línea, que se han convertido un nicho de mercado sumamente atractivo para los anunciantes. Por ejemplo ahora pueden seguir un canal de YouTube, donde les den tips para peinarse en 5 minutos, y el video seguramente estará patrocinado por una marca de artículos de cuidado personal. A final de cuentas ellas juegan un papel muy importante en la decisión de compra en el hogar.

Otro punto muy interesante para analizar, es qué es lo que hacen las mamás en el mundo digital. Las actividades más frecuentes de este segmento son: checar su correo electrónico, entrar a buscadores, escuchar música, ver películas y videos en línea, leer noticias o revistas, hacer compras electrónicas, y claro la más popular, y la ya casi adicción de muchas, consultar redes sociales.

Mi mamá, por ejemplo, entraba a YouTube por dos motivos: la primera para ver tutoriales de recetas y no aburrirse en la cocina, la segunda era para ayudarse con sus clases de biología; buscaba videos y hacía que su clase fuera un poco más interactiva. Platicando con otra mamá, me cuenta que para ella estar en internet consiste en visitar sus redes sociales y estar al tanto de lo que hacen sus amigos y familiares; dice que gracias a Facebook tiene más contacto con ellos.

La tendencia de estar online todo el tiempo va en aumento, ya sea que se encuentren en la calle, en casa de otras personas, o en lugares públicos como restaurantes, ellas consultan recursos en internet; aunque su lugar favorito para conectarse sigue siendo la casa. Los dispositivos más populares entre las mamás son los teléfonos y las tablets.

Es un hecho que los medios digitales ahora son parte del día a día de estas mujeres; las mamás modernas tienen una infinidad de herramientas para su entretenimiento o de apoyo para sus actividades, que enriquecen y diversifican sus intereses.

 

Pero no para todas las madres es igual, la realidad es que a muchas les ha costado trabajo incorporar la tecnología a su vida. Los hijos debemos ser pacientes si nos piden ayuda; para nosotros es fácil pues crecimos con la era digital, para ellas es un proceso de adaptación. Lo mejor es  involucrarnos en su aprendizaje tecnológico y que herramientas, como la mensajería instantánea o las redes sociales, sean aliadas para fortalecer nuestra relación con ellas.

Comparte nuestras ideas... Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
0Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicita información respecto a nuestros servicios de Cursos y Talleres: