Facebook y WhatsApp: mi relación peligra

Las redes sociales son herramientas que han resultado sumamente útiles y populares, sobre todo en los últimos cinco años; en el 2011 se su  dio  “boom” al registrar un aumento considerable de usuarios, más que nada en Twitter y Facebook.

Estas plataformas han resultado ser la fuente de nuevos empleos, nuevas formas de comunicarnos y hasta relacionarnos sentimentalmente; un encanto para millones de personas que desean mantenerse en contacto a corta o larga distancia con familiares, amigos, etcétera o que simplemente disfrutan de compartir con el mundo su vida personal, sus cosas y logros; y, desgraciadamente para muchísimas otras personas, se han convertido en razones para quiebres en sus relaciones interpersonales, específicamente, las amorosas.

Facebook se ha convertido en la red social más empleada por los enamorados para compartir al mundo su nueva pareja, su felicidad, sus celebraciones, sus aniversarios e incluso sus discusiones y rupturas, aquí la pregunta interesante y real sería: ¿de verdad eso le interesa a alguien?, es decir, claro que a los familiares cercanos y amigos les hará feliz saber que “fulano ya tiene novia” o que “sutano ya empezó a salir con alguien y está enamoradísimo”. Pero ver Facebook y encontrarse con mil publicaciones de la nueva parejita puede incluso llegar a hartar; ni se diga de los posts dotados de cierto drama o recelo porque “fulano ya hizo esto” o “sutano ya hizo aquello” y entonces todo mundo se entera de que la relación no va bien o hubieron discusiones y ¿cuál es la reacción subsecuente?,  los familiares y amigos empiezan a bombardear con preguntas sobre qué pasó, si la persona se encuentra bien.

Hay que pensar un momento y reflexionar sobre qué tan conveniente es hacer este tipo de “drama” público, qué tan conveniente es publicar una relación en Facebook e, incluso, qué tan conveniente es tener a tu pareja agregada a tus amigos en la Red Social.

Sin lugar a dudas todos hemos escuchado o experimentado los llamados “celos por likes”, “celos por fotos en Facebook”, “celos por la última conexión en WhatsApp” o “por el llamado ‘visto’ o doublé check”, “celos por el estado de WhatsApp” o por “la foto de perfil”; todas estas situaciones llevan a muchísimas parejas a tener discusiones e inclusive a terminar su relación, pero ¿por qué?. No se debe precisamente a la red social, se debe tomar en cuenta que está es sólo una herramienta que facilita muchísimas situaciones para la comunicación; el verdadero problema se encuentra en la relación y en las personas que la conforman. Los celos son una proyección de inseguridad, no sólo hacia la pareja, sino hacia uno mismo y, desafortunadamente, pareciera que Facebook y WhatsApp logran activar esa chispa muy rápidamente y con mayor facilidad. Si se tiene a la pareja como “amigo” en Facebook, se le deja la ventana abierta para que pase a ver y, en ocasiones, a espiar lo que uno hace o deja de hacer, con quién se toma fotos, quién le publica en su muro, a qué personas agrega a su lista de amistades.  Lo inconveniente de esta situación es que puede llegar a ser enfermizo, los celos explotan y es cuando los problemas sobrevienen o la pareja concluye su relación y entonces todo mundo se da cuenta.

Una relación de pareja siempre va a tener ese tipo de situaciones, tarde o temprano; sin embargo, saber que las Redes Sociales pueden hacer “salir del clóset” a un celoso en potencia o proyectar nuestras inseguridades en ellas es importante pues se pueden tomar medidas para evitar que la relación se dañe o termine. Siempre hay que tomar en cuenta que una sed social es simplemente eso, una herramienta digital y los sentimientos, celos, enojos y tristezas de cada quien son problemas personales.  Ni Facebook, WhatsApp, Twitter, Instagram o cualquier otra red  tienen la culpa de los quiebres emocionales de cada quien, quizá los potencialicen, quizá no, pero es menester darse cuenta de qué se pública y qué tanto conviene a la relación.

 

Comparte nuestras ideas... Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
0Email this to someone
email