Educación híbrida: la experiencia

Maestría. En la universidad en la cual la estoy estudiando no existe la modalidad 100% presencial, estaba acostumbrado a seguir las instrucciones de un profesor “en vivo”, de adquirir ese conocimiento, de llegar a las 7 de la mañana, de no dormir y llegar sin hacerlo al salón de clases.

Explico: en la universidad se nos impartió mediante una plataforma web un aproximado de tres materias. Nunca fue complicado aprender a utilizar dicha plataforma, lo complicado era acordarse de usarla , pero bueno, nada que un buen recordatorio en nuestro calendario no pudiera resolver; he de aceptar que se me pasaron dos entregables, al final obtuve un nueve como calificación.

La exigencia en este tipo de educación podría decirse que no siempre existe. Leer y resumir no es suficiente para aprender. Nada como escuchar las vivencias del profesor, que te comparta su experiencia… Pero bueno, terminó la universidad.

La experiencia híbrida en la cual ahora estoy inmerso es maestría.
Existen dos modalidades para cursar maestría en la institución: una 100% en línea, otra semipresencial. Dada mi experiencia con las materias en línea, decidí que no podía cursarla en la primera modalidad.

Me dirás tú querido lector, “quien quiere aprender, aprende como sea”, te replico, ¿no te da coraje tirar tu dinero? Es como cuando pagas por algo que nada más no te llena, tu internet promete 20 megabytes de descarga, y solo bajas a 2 megabytes. Mi sentir era ese, el conocimiento otorgado mediante esa plataforma fue muy plano.
Me vienen a la cabeza video tutoriales, en YouTube son completamente gratis y pocos son los que no te pueden enseñar algo.

Pero ¡oh sorpresa!, existe el sistema semipresencial. Seguramente sería mitad y mitad, en línea y en aula, pero no. Asistimos dos sábados al mes, todo lo demás se divide en entregables cuyas fechas de entrega son martes y jueves; es una materia por mes.
Actualmente curso la primera materia de mi maestría, una de seis al semestre.
En esta modalidad híbrida leemos, por ejemplo, tres lecturas, de esas tres debemos hacer reportes de lectura, y a lo mucho un mapa conceptual. Hasta ahí se podría decir que está “bien”, y por lo mismo esperas una retroalimentación nivel maestría, algo basto, nutrido para complementar lo que pudieras tener mal, o lo que pudiera aportar el profesor.

“Muy bien, gracias” es la retroalimentación de profesor, cuando le pregunto a varios compañeros lo qué les puso, les pone lo mismo.
El sábado debería ser de retroalimentación…
Pero no lo es, es exposición en equipos, el profesor aporta poco. Y créeme, querido lector, no es nada barato estudiar en ningún lugar.

Para cerrar esto, vuelvo a mis ejemplos de YouTube, ahí puedo aprender gratis, lo malo es que en pocos cursos existe reconocimiento. Anhelo un equilibrio entre en línea y presencial, una exigencia tal de maestría.

La media entre ambas modalidades debería radicar en realmente un equilibrio , es decir, cincuenta – cincuenta. Si en la escuela no hay espacio o presupuesto para ir a las clases, se debe de buscar una solución, estoy seguro que un servidor no es el único en percibir ésta carencia.

Una solución a corto plazo debería ser la integración de video clases a la plataforma; que el profesor se conecte una hora para dar retroalimentación, no limitarse a corregir errores ortográficos que está demás tener a esta edad, en pocas palabras, enseñar.
En dado caso que no hubiese un cambio debería exigirse la reducción de costos, simple principio de oferta y demanda. La era digital tiene grandes oportunidades para aprender y deben ser transmitidas correctamente.

Lector, si tienes la oportunidad de cursar una maestría, hazlo, pero siempre exige más de lo que te dan, “si no te quejas, no te quejes”.

 

 

Comparte nuestras ideas... Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
0Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Solicita información respecto a nuestros servicios de Cursos y Talleres: