Dependencia a las redes sociales, ¿cómo ayudar a combatirla?

Actualizar, actualizar, postear, postear.

Las redes sociales nos proveen de información instantánea acerca del tema que se requiera; nos ayudan de manera laboral, escolar e inclusive de forma familiar para estar «comunicados». Por naturaleza, el ser humano es curioso, lo que nos lleva a querer indagar por cualquier medio y así, satisfacer tanto la necesidad de comunicación, como la de curiosidad.

Las redes sociales son el conjunto idóneo de estos dos elementos . Nos satisfacen como intermediarios entre comunicación y curiosidad y uno mismo. No en vano tienen tantos usuarios.

Online 24/7

El estar siempre conectados hace que esta necesidad sea en extremo fácil de saciar. Pero debemos darnos cuenta de algo: la necesidad nos está llevando más que al límite. La incapacidad de estar desconectados nos lleva a una dependencia a este tipo de contenidos, y hace que nuestra productividad se vea mermada a altísimos niveles. De hecho, existen casos en los cuales se llega a comparar la dependencia a estas redes, con una adicción de tipo severa, se puede equiparar con una adicción a alguna droga.

Como seres racionales debemos encontrar un equilibrio entre la curiosidad y la responsabilidad, no se puede dejar que uno tome mayor importancia que el otro.

Las redes sociales, como mencionamos al principio, deben ser una herramienta de ayuda y comunicación, y no una limitante en nuestro día a día. Es por eso, que enumeramos unos consejos para llevar un equilibrio perfecto entre tu curiosidad y tu responsabilidad:

 

  • Cuando tengas oportunidad, desconéctate al 100%, nada de Facebook, Twitter, o WhatsApp. A menos que seas famoso, no creo que pase nada malo si estás desconectado por unas horas.
  • Para los trabajos en colaboración Facebook es de gran utilidad, procura enfocarte sólo a lo que requiere dicho trabajo en equipo, pues la distracción alimentará la improductividad.
  • Desinstala de tu dispositivo las apps oficiales de las redes sociales de las que eres parte, de esta manera solo accederás a ellas de forma mínima, y siempre cuando es realmente necesario.
  • De casa a oficina o trabajo, apaga los datos de tu dispositivo. La incertidumbre que crean las redes sociales hasta puede afectar nuestra tranquilidad y nuestro bolsillo.

 

Al volverte a conectar verás todas tus notificaciones, nada habrás perdido. Tu productividad incrementará de manera gradual conforme te vayas haciendo menos dependiente a las redes sociales. La tecnología la debemos dominar, y no ella a nosotros. Nada pasa si te desconectas unas horas de la nube.

Comparte nuestras ideas... Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
0Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Solicita información respecto a nuestros servicios de Cursos y Talleres: