Danza y tecnología: el encuentro de dos mundos

Hace varios años, la danza me habló bonito y me enamoré de ella.

Para mi hay magia en la energía en movimiento. La danza, como otras manifestaciones artísticas, ha evolucionado con el paso del tiempo; cada vez ofrece nuevos discursos y enfoques para cautivar nuestra atención. Y sí señores, la era digital tiene mucho qué ver…

Así como hay personas a favor de implementar tecnología en disciplinas artísticas, hay quienes piensan que no debería interferir. Pero, ¿qué creen? Estén del lado que estén, temo informarles que los avances tecnológicos y la danza ya son amigos íntimos. Miren nada más:

Videodanza: talento sin límite

Antes de la era digital, la danza se compartía con los asistentes de una función, transeúntes o quizá sólo con uno mismo. Ahora todo se mira con otro cristal. La videondanza es una filmación estética y bien planeada donde se ejecuta una coreografía con un concepto en particular. Este material se sube a distintas plataformas, (Vimeo, por ejemplo) y se puede viralizar ante los ojos de todo el mundo.

Para que se inspiren, les dejo una de mis favoritas: https://youtu.be/qk00gbDwGqM

Temática y ambientación

Parte importante del arte escénico es la atmósfera que lo acompaña: las luces, sonidos, proyecciones, etc. La tecnología ha concretado las ideas más creativas en la danza. Hoy en día podemos encontrarnos piezas que se apoyan en videomapping, iluminación con led, animaciones e incluso hologramas de realidad virtual (como el del rapero 2Pac).

Y lo tecnológico no sólo se ve, sino que se interpreta. La danza contemporánea (el amor de mis amores) ha abordado la tecnología como un tema tanto de contemplación, como de crítica social, ya que reinventa la manera de expresarnos y nos ayuda a conocernos de manera colectiva.

Artefactos y otras herramientas digitales

Ahora abordemos el tema desde el lado del bailarín. Las opciones que ofrece la tecnología para su desarrollo son infinitas. Uno de los casos más atractivos es el de la diseñadora Leisa Trubat, quien inventó un par de zapatillas que capturan mediante sensores todos los movimientos al usarlas, permitiendo así guardar una rutina en tu celular y dibujarla con trazos de colores. (Shut up and take my money!)

Vestuarios luminosos, apps que regulan el estilo de vida del artista,  videojuegos para mejorar la condición física, wereables sincronizados con cualquiera de sus actividades, foros virtuales de crowfunding y plataformas de música por streaming para ensayar una y otra vez, son algunas de las herramientas que los bailarines pueden sumar a su profesión para crear experiencias multimedia.

Si reflexionamos lo suficiente, la tecnología no está invadiendo al arte ni particularmente a la danza, sino que acerca posibilidades a quienes quieran explorarlas. A fin de cuentas, por más robots bailarines que invente Japón, nada podrá compararse con la emoción de un humano al compartir un cuerpo vulnerable.

Y tú, ¿cómo crees que la tecnología juega con el arte?

 

Comparte nuestras ideas... Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
0Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicita información respecto a nuestros servicios de Cursos y Talleres: