Contenido online vs contenido físico

En esta segunda entrega, de mi colaboración en el Blog de las Ideas, analizaremos cómo se ha descartado a lo largo del tiempo, todo aquello que no se ve en una pantalla. Hagamos memoria, comencemos con el viper y el SMS, ahí la primera ocasión en que el papel empezó a “estorbar”. Nos deshicimos de las cartas y nos hicimos usuarios del correo electrónico. Esta transición, del papel a la pantalla, o de lo tangible a lo intangible, continúa su desarrollo y temporalmente se coloca en el ámbito del entretenimiento.

¿Cine? ¿Qué es eso?

Un claro ejemplo de esto es la cinematografía y el auge que está teniendo, y no, no hablo de ir al cine.
Netflix, Crackle, FoxPlay, HBO Go y Google Play Movies, son unos cuantos servicios de streaming que operan a nivel internacional, son netamente más económicos que acudir al cine, tienen un contenido de gran variedad y ofrecen en la mayoría de los casos suscripciones por mes.

Los servicios de streaming mencionados anteriormente, juegan un papel vital para compartir contenido audiovisual, pero no podemos dejar de lado los servicios que se ofrecen de manera gratuita. Crackle (en su versión gratuita), Pop Corn Time, e intercambio de archivos P2P dan la neutralidad en la red.

Por una módica aportación mensual, o en algunos sitios sin costo, se te permite acceder a un catálogo de miles de títulos.

Actualmente ya no se necesita de ir al cine, para estar actualizado en cuanto a películas se refiere; hay servicios de streaming cuyo catálogo ya incluye algunas que están en el cine.

Un plus que tal vez interese a varios es que no hay distracción auditiva, pues al estar en tu plataforma reproduciendo la película, simplemente conectas tus auriculares, y nadie te molestará, provocando así adentrarse en ella como te gustaría.

La Revolución Musical

De las películas, damos el paso a la música.

Actualmente pocas personas tenemos la costumbre de adquirir un disco en físico de tal o cual banda. El mundo avanza a gran velocidad, y con ello la tecnología. Cada vez se venden menos discos de música, pero se descargan, contenidos musicales de la nube.

El disco físico, que actualmente existe, en poco menos de 5 años desaparecerá.
La desaparición de este formato viene ocurriendo desde que salieron al mercado los iPod, y el MP3.

Te serán familiares plataformas como Spotify, Deezer, Google Play Music o iTunes, cuyo contenido se distribuye mediante una renta mensual, variando tanto en precios, así como en calidad. Los contenidos son similiares, en realidad ya es cuestión de gustos.

El equilibrio de estos servicios se logra con el intercambio P2P como anteriormente se mencionó.

Simple y preciso

La competencia entre el mercado tangible e intangible cada vez es más fuerte.El mercado físico debe implementar nuevos productos y servicios para así no verse opacado por el mercado digital, o mínimo lograr un equilibrio entre ambos. Las empresas deben pensar diferente y mirar a digital como el nuevo horizonte que busca el consumidor.

Además de las empresas de entretenimiento, ¿qué otras industrias ya están sufriendo el cambio de lo tangible a lo intangible?

Comparte nuestras ideas... Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
0Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Solicita información respecto a nuestros servicios de Cursos y Talleres: