Cómo inyectar una dosis de creatividad a tu marca

Dicen por ahí que no hay nada nuevo bajo el Sol, déjame decirte que están en lo cierto. Prácticamente ya todo está inventado y experimentado. Ninguna campaña publicitaria nace sin que se inspire en otra; ningún cantante consigue fama sin antes empezar imitando a otro; te apuesto a que tu marca ha sido construida observando el funcionamiento de otras. Entonces, ¿cómo puedes darle un boost de creatividad para que destaque del resto? ¡Aquí te van unos tips!

Entiende a tu marca de pies a cabeza

Sean uno mismo como Timbiriche. Sólo conociendo a fondo tu marca, y sabiendo qué quieres proyectar de ella, es que lograrás que la volteen a ver. ¡Ojo! Toma en cuenta su giro comercial; no es lo mismo aplicar creatividad para una empresa de entretenimiento, que para un despacho de abogados. Pero eso sí, hay que tener muy claro algo: LA CREATIVIDAD NO ESTÁ PELEADA CON LA CREDIBILIDAD DE UNA MARCA. Hasta las empresas más formales pueden ser creativas.

Observa, busca y detecta

Gracias a la magia de internet, tenemos acceso ilimitado a toda clase de textos, videos, e imágenes que nos permiten conocer iniciativas creativas de cualquier parte del mundo.  Así como un buen escritor debe leer grandes obras antes de escribir, tú asegúrate de conocer las tendencias que están llamando la atención de la audiencia. Observa qué es lo que te gusta de ellas y adopta lo mejor de cada una. Analiza cómo puedes empatarlas con la esencia de tu marca. Recuerda, no es lo mismo imitar una idea que tomarla como base.

Estimula tu imaginación

Conseguir buenas ideas lleva tiempo e inspiración. No lo forces, mejor convoca a tus musas a conversar. Encuentra ambientes propicios para dejar fluir tu imaginación: un café, la bañera, un parque (o si eres algo excéntrico como yo, el metro). Escucha música que despierte tus sentidos, lee un libro (o mejor aún, El blog de las Ideas), o sal a pasear en bici, el punto es atrapar a tu creatividad cuando menos lo esperas. Recuerda que dos mentes piensan mejor que una, así que invita a tus colegas a pelotear juntos una idea para hacerla brillar.

Atrévete a pensar en grande

En ocasiones le tenemos miedo al tamaño de nuestras ideas. ¿Qué tal si son “absurdas”, aburridas o muy complejas de realizar? ¡Quítate esos prejuicios y deja que tu mente empiece a crear! Anota todo concepto que aparezca en tu cabeza, nunca sabes si a través de él llegues a la estrategia que tanto estabas buscando. O dibújalo, o píntalo, o cántalo, o báilalo, rapéalo… El chiste es darle una oportunidad; creer en ti te permite creer en tus ideas.

Todo humano nace creativo, el reto está en continuar siéndolo mientras crecemos y nos convertimos en adultos. La clave, como en todo, está en la práctica. Y tú, ¿qué estás dispuesto a hacer para inyectarle una dosis de creatividad a tu marca?

 

 

Comparte nuestras ideas... Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
0Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicita información respecto a nuestros servicios de Cursos y Talleres: