A un whats de distancia

Querido amigo:

Hoy experimenté una situación fuera de lo común… me he enamorado. Te podrás preguntar, ¿cómo es eso posible?, si ni siquiera salía o veía a alguien, pero sí, ha pasado.

Todo empezó ayer por la mañana, cuando mi hermana preparaba el desayuno y yo veía un poco la televisión “preparándome” para ir a la escuela. Mi hermana puso dos magníficos platos de huevos con tocino sobre la mesa y me dispuse a devorarlos de un bocado, de pronto mi bolsillo empezó a vibrar.

-“Debe de ser una alarma mal puesta”- pensé inmediatamente, pero resulta que no, era Angélica… la odiosa de Angélica.

¿Recuerdas que te conté que es pesadísima y muy presumida?, como si sacar puros dieces te diera permiso de aplastar a los demás, pero en fin, me escribió para avisarme… bueno, no avisarme, ORDENARME, que tenía que hacer dos cuartillas sobre la Revolución Industrial, un mapa mental de la Segunda Guerra Mundial y un telescopio a escala para un proyecto de ciencia.

Al leer todo lo que tenía que hacer, dejé de lado mi desayuno y corrí a mi habitación, busqué en mi mochila mi libro de historia, pero para mi mala fortuna no estaba ahí. Ahora ¿qué iba a hacer?, bien, pues se me ocurrió que podría tomar toda la información de internet, pero conociendo a Angélica eso no era una opción, pero en fin lo que hice fue tomar mi celular y mandarle un whats a Rodolfo, ¿si recuerdas a Rodolfo?, un chico alto y con ojos cansados, pero es sumamente responsable y siempre tiene las cosas a la mano, así que le pedí que si podía tomarle unas fotos a las páginas del libro que necesitaba.

Rodolfo casi no tardó nada en mandármelas, me dijo que ya quedaba poco tiempo para la clase, y que me apurara, le comenté que aún estaba en mi casa, pero que vivo cerca y que no había tránsito pesado a esa hora. Rodolfo solo me contestó con un “ok” y se desconectó, es un tipo un poco raro.

Me apresuré con el mapa y las dos cuartillas, deberías de ver la presión que ejerce Angélica sobre nosotros, incluso creo un grupo en whats que se llama “equipo perfecto”, ¡puedes creerlo! ¿Qué clase de nombre es ese?

Ya en clase la odiosa se me acercó, me arrebató la tarea cuando quise dársela y me preguntó por el telescopio, le dije que con tan poco tiempo no había podido hacer más que esas dos tareas y que el proyecto era para dentro de una semana. Angélica me miró de manera extraña, como si nadie en su vida la hubiera visto de esa forma. Seguí con mi discurso, le dije que era una exagerada y que no tenía derecho de tratarnos así, sólo porque ella sacaba mejores calificaciones, A lo lejos alcance a oír un “tssssss”, Angélica solo me miró un momento, los ojos se le inundaron de lágrimas y se fue, extraño, ¿no? .

El día avanzó y nadie tenia idea de dónde podría estar, la verdad me empecé a preocupar, “ya no va a regresar” decían algunos “la escuche llorando en el baño” decían otros. El comentario que más me preocupaba, era el de su grupo de amigos, ¿recuerdas a esos fresas que no le hablan a nadie?; bueno se me acercaron y me dijeron que era un ser despreciable, que no tenía derecho de siquiera estar en su grupo de amigos, ¡¿SU GRUPO DE AMIGOS?! ¿De verdad dijeron eso?, poco a poco me empecé a alterar, no podía creer que ella me consideraba un amigo.

Al llegar a mi casa, le conté lo sucedido a mi hermana, ella se empezó a reír y me dijo que seguramente Angélica tenía alguna clase de cariño raro hacia mi, no quise creerle, pero tomé mi celular y lentamente le escribí para comentarle lo que habían dejado de tarea, ya que ella nunca falla con ésta. “Un resumen de la Revolución Francesa, mínimo una cuartilla, y perdona si hoy te hice sentir mal, sólo que me sentía un poco presionado por tu actitud, lo siento de verdad, espero verte mañana en clase” , fue lo que le escribí.

Un poco después me contestó con un gracias y una carita feliz, creo que mi hermana tenía razón. Después de otro rato, me escribió que procuraría ser mas linda conmigo y que sería una mejor amiga, que incluso me metería a su grupo de estudio de Whats, y yo acepté.

Antes de ir a dormir, alguien mandó un meme al grupo de estudios, era muy divertido ya que se trataba de un tipo muy asustado y con unos ojotes, que se le saltaban, junto con un texto que decía: “¿Qué hace un nuevo en el grupo?” , me reí un poco y contesté “Es lo mismo que yo me pregunto”, hubo varios “jajaja” y después algunos preguntaron si ya tenían la tarea de mañana, debatieron un poco de lo que habían realizado y finalmente me dieron la bienvenida, la verdad se sentía bien pertenecer a un grupo.

La magia de lo que te quería contar empezó a suceder cuando una persona del grupo me mandó un whats por aparte, preguntándome cómo había hecho mi tarea, le conté un poco y después me di cuenta por su foto de perfil que se trataba de una ¡chica. Nunca antes me había hablado una chica por Whats, era yo quien les hablaba y por lo general eran cortantes, pero ella me hizo la plática, su nombre es Luz y tiene un excelente gusto musical… o eso creo.

Después de cuatro horas de estarnos escribiendo, me confesó que ella estaba en mi clase y que yo le parecía interesante; resulta que se sienta en la esquina del final, casi no habla con nadie, pero es muy cumplida y tiene un excelente promedio, y por eso Angélica la incluyo en el grupo, la verdad es que me hacia mucho sentido, lo único raro es que ella tuviera alguna clase de interés en mi.

Al otro día me fije bien y en efecto ahí estaba, en verdad es una persona muy tímida, así que tomé mis cosas y fui a sentarme con ella, platicamos un buen rato y la hice reír. En verdad tienes que ver esa sonrisa, (si todo sale bien algún día te enviaré una foto); yo me sentía súper cómodo con ella.

Al terminar las clases, regresé a casa y lo primero que hice fue preguntarle por Whats a Luz si teníamos tarea, ella respondió de inmediato y nos estuvimos escribiendo unas dos horas. Por ahora ella fue a comer, y yo quería escribirte. La verdad es que me ayuda mucho contarte estas cosas, ya sé que no me conoces, pero es agradable saber que estas ahí. Espero que las cosas funcionen con Luz.

Es curioso que la conociera por un whats que mandara Angélica en mi desayuno perfecto, pero el mundo es raro y el destino lo es también, y ahora con tantas maneras de comunicarnos creo que podemos romper muchas barreras que antes nos oprimían. Creo que puedes entenderme, ya sabes, todo ese rollo de las tareas, hablarle a alguien que no conoces, todas esas cosas, la vida hoy es más simple para mi y me agrada.

Te dejo, porque Luz me está escribiendo, cuídate y gracias por leerme.

Con mucho cariño, Arthur.

 

Imagen: Pinterest

 

Comparte nuestras ideas... Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
0Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Solicita información respecto a nuestros servicios de Cursos y Talleres: