Storyteller: la persona más poderosa del mundo

Hace casi 10 años trabajé en la agencia de relaciones públicas que representaba a Microsoft. Mi primera junta en aquella compañía de ensueño para cualquier profesionista novata y amante de la tecnología, fue toda una aventura. Nos entregaron una carpeta completa que describía los principales puntos que una nota de prensa que debería contener. Especificaba la cantidad y tipo de historias que desde la agencia teníamos que gestionar para Microsoft. El término para describir esas notas en primera plana y en los principales medios de comunicación era Top Stories. Un año después tuve la oportunidad de participar en un evento en Seattle que reunía a todas las agencias que trabajábamos para la empresa de las ventanas a nivel mundial. El tema principal: las historias.

Fue así que el chip del storytelling entró en mi cabeza para nunca más salir. Fue una constante en mi vida profesional que hoy me tiene aquí, contando una historia.

El comandante de las historias

El auge digital potencializó la importancia de las historias porque abrió los canales de comunicación. Ya no es un folleto. Es una red de información al servicio de empresas, personas, marcas y organizaciones que buscan decirle al mundo quiénes son. El término storytelling se puso de moda aunque en realidad no es algo nuevo ni a nivel conceptual ni a nivel práctico. Áreas como marketing, comunicación y relaciones públicas ya hacían esta labor. Quizá de otras formas, pero lo hacían. Yo lo hago desde años atrás como les contaba al inicio. Lo que ha sucedido es que los reflectores están puestos en el cómo se dicen las cosas por la exposición digital, la competencia, la especialización y la constante transformación.

No por nada las grandes compañías ya tienen en sus filas personas dedicadas a la creación de historias, generación de contenido y expertos en narrativa; periodistas y escritores están ocupando estos puestos y su función principal es construir la historia de una organización. Narrar, generar emociones y trasmitir de forma simple la razón de ser de una empresa.

Los puestos que están relacionado a las historias y que cada vez más empresas están demandando son los siguientes:

  • Chief Storyteller Oficer
  • Content manager
  • Social Content Creator
  • Visual Storyteller
  • Content specialist
  • Storyteller manager/executive

Si haces una búsqueda en Google o LinkedIn, verás que aún no hay una estandarización en los puestos ni en en los conceptos, lo que es cierto es que es una tendencia creciente y una necesidad de las empresas. Quizá en México hoy sea más habitual encontrar este tipo de puesto en agencias. Desde aquellas que nos hemos especializado en contenidos, hasta agencias de marketing o publicidad. Lo que se necesita hoy son perfiles con alto nivel de especialización en el arte de la palabra, pues insisto, la actividad per se no es nueva.

El perfil para ser un storyteller va desde lo básico –escritura y redacción– hasta conceptos más avanzados como narrativa, creatividad y marketing. El principal talento consiste en saber contar, convertir lo complicado en simple y emocionar a la audiencia.

Storyteller por excelencia

Steve Jobs, storyteller por excelencia dijo: “La persona más poderosa del mundo es el storyteller, éste define la visión, los valores y la agenda de una generación que está por venir”.

Nosotros somos esa generación. Aquellos escritores anónimos capaces de convertir una marca y trascender a través del storytelling. Dejar el anonimato, ocupar esos puesto y reinventar la narrativa. Encontrar una historia en cada rincón y escribirla para que pase a la historia. Nosotros podemos ser la persona más poderosa del mundo.

 

 

 

Comparte nuestras ideas... Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
0Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicita información respecto a nuestros servicios de Cursos y Talleres: