Los drones y por qué a tantas personas les encantan

Tal vez conozcas a un estudiante de ingeniería que trabaja en un proyecto de esto para su escuela; a un aficionado a las carreras de velocidad, o tal vez hayas leído alguna de las múltiples publicaciones relacionadas con estos objetos que inundan la web: los drones.

De acuerdo con la firma de inversión y mercadotecnia Kleiner Perkis Caufield & Byers, más de 4 millones de drones se comercializaron en Estados Unidos el año pasado, lo que representa un valor de cerca de dos mil millones de dólares y el 35% del mercado de este producto, seguido en un 30% por Europa y en un 15% por China.

No importa en qué lado del mundo estés, es muy probable que la idea de adquirir, tener o usar un dron te resulte atractiva, o por lo menos sea así para alguno de tus amigos, familiares o conocidos. ¿Qué es un dron? La mayoría de expertos y tiendas especializadas, coinciden en que son vehículos que se pueden pre-programar o controlar de forma remota para su traslado, o desplazamiento en un determinado ambiente, usualmente aéreo, sin ninguna persona a bordo.

En cuanto a los tipos de drones que existen en el mercado, hay múltiples clasificaciones, ya sea por su tamaño, rotor (el sistema giratorio que les permite desplazarse), o modo de empleo. Usaremos esta última, ya que permite dar una idea de las razones por las que se han vuelto tan populares:

  • Drones de ataque y control: equipados con armas, son usados por los militares en las guerras o acciones ofensivas en ciertos territorios.
  • Drones de reconocimiento: usados para mantener la seguridad en ciertos espacios o misiones, o a fin de prevenir incendios forestales, entre otras aplicaciones.
  • Drones de transporte: empleados para envíos, como el Paketkopter de DHL, o la propuesta de Amazon Prime Air para el traslado en 30 minutos de artículos pequeños.
  • Drones de foto y video: su uso es más bien artístico o de producción audiovisual para amateurs y profesionales de diversas industrias de medios y entretenimiento.
  • Drones de carreras: caracterizados por ser más ligeros y/o disponer de un motor más potente y hélices resistentes. Este tipo de drones cuenta con dispositivos para su manejo a distancia, o incluso compatibilidad para ser manejados desde una app de un smartphone, aunque esta funcionalidad puede darse en los otros tipos de drones también.

Aunque sabemos que pueden ser de gran utilidad, tanto para el usuario común y corriente, como para las empresas y otros segmentos de la población, ¿cuáles son los factores que han puesto tan en boga a los drones?

Las principales podrían ser:

  1. La guerra: desde su creación, esta tecnología fue pensada para atacar al enemigo sin tener pérdidas humanas desde el bando propio. No es una sorpresa que muchos gobiernos estén interesados en adquirirlos como armamento.
  2. Su precio: Desde el siglo XVII y con el paso de los años, los militares continuaron perfeccionando estos equipos, hasta volverlos pequeños, funcionales y más baratos. Aquí es donde surgió el negocio; al bajar los precios, los drones resultaron atractivos para la clase media y alta en economías desarrolladas y emergentes. Puedes adquirir uno desde los 5 mil pesos, hasta más de 50 mil. Si bien no son lo que se dice “baratos” (al menos para Latinoamérica), estos artilugios equivalen al precio de algunos combos de consola-videojuegos-accesorios, un viaje o una renovación de guardarropa. Esto lo hace un negocio redondo para fabricantes y vendedores; algo sobre lo que los consumidores pueden ufanarse con los amigos en épocas festivas o por el simple gusto de hacerlo. Y si pensamos “la gente no paga esos precios”, recuerden que el último iPhone cuesta más de 17 mil pesos, y las pantallas 4K en decenas de miles de pesos.
  3. Lo prohibido: a lo mejor no te enteraste, pero al menos en Estados Unidos debes obtener un registro certificado por la Administración Federal de Aviación para ser dueño de un dron de cualquier tipo; además debes seguir normas muy estrictas como el límite de altura del vuelo del mismo. Los drones nunca deben volar fuera de la vista de quien los maneja; tampoco deben hacerlo sobre grupos de personas, eventos deportivos, aeropuertos o cerca de aeronaves, debido a los potenciales accidentes que pueden provocar, o la invasión a la privacidad que pueden suponer.
  4. Lo “in” para marcas innovadoras: Facebook, Google, Amazon… parece que las marcas líderes de tecnología se han subido a la ola de uso de drones. Lo han hecho con innovadoras propuestas en logística, como Amazon Prime Air, Google Project Wing, o Aquila de Facebook, proyecto que lleva internet a zonas remotas de forma sustentable. Lo cierto es que si ellos lo usan, generan interés y promueven una tendencia en sus miles de millones de usuarios.
  5. Ideal como hobbie con adeptos fieles y constantes: si pensabas que los gamers u otakus eran los más apasionados, pues te cuento que también existen los amantes la producción audiovisual, de los proyectos de mecánica y “Hágalo usted mismo”, o los adeptos a probar todo nuevo gadget. Los drones son una cosa más a su lista.

Así que ya lo sabes, los drones son mucho más que aquellos helicópteros a control remoto que te ofrecen en los centros comerciales. Independientemente de si estamos dispuestos o no a conseguir uno, creo que al menos comenzaremos a ser más cuidadosos en nuestro día a día, ya que alguien nos puede estar observando.

Comparte nuestras ideas... Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
0Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicita información respecto a nuestros servicios de Cursos y Talleres: