Las tres llaves clave de READY PLAYER ONE

Como apasionada de la tecnología, y de la cultura pop que la envuelve, muchos me habían recomendado leer Ready Player One, la primera novela de Ernest Cline, poeta, guionista geek y freak. El libro ha cautivado a muchos antes que a mí, tanto que ya se prepara una adaptación al cine por parte de Warner Bros, junto con el gran regreso a la dirección de Steven Spielberg.

Días después de empezarlo, a las 3 am devoré las últimas 100 páginas del libro, simplemente no podía parar; he de confesar, hasta derramé un par de lágrimas al final. Me encontraba en shock, dejaba atrás una historia que al mismo tiempo no quería terminar, pero tampoco podía dejar de leer.

Los días siguientes a que finalizara el libro, ya extrañaba la compañía de Parzival, Hache y Art3misa (los protagonistas de la historia), y fue entonces que reflexioné en qué era lo que había hecho que me atrapara tanto, ¿era la ciencia ficción, los personajes, las referencias a películas y videojuegos?, ¿los acertijos?, ¿o era todo junto?

Rindiendo tributo al “Huevo de Pascua”, o regalo de Halliday (creador del mundo en que se desarrolla la historia), estás son a mi parecer “las tres llaves” que posee Ready Player One, y que lo hacen un imperdible no sólo para aquellos apasionados geeks, sino también para los que vemos en la  tecnología algo mucho más humano.

La llave de cobre: El futuro… ¿futuro?  

La sociedad está en pique mientras los recursos naturales y energéticos están casi agotados;  la gente prefiere refugiarse en la tecnología y tener una vida paralela en “Oasis”, una especie de videojuego/red social donde puedes estudiar, trabajar, viajar y hasta crear una fortuna.  Muchos tienen personalidades alternas y se relacionan con “gente” a la que ni siquiera conocen ¿les suena? ¿Hasta ahí parece un lunes por la mañana cualquiera no? En Ready Player One, esto sucede en el año 2044, y suena un tanto lejano…

A mi parecer el primer acierto de Ernest Cline, es situar el futuro como algo lo suficientemente apartado para añorarlo y temerlo, pero a la vez cercano, casi a nuestro alcance para poder relacionarnos con él. Si bien los avances en realidad virtual que propone el libro, no están del todo desarrollados actualmente, ya hemos podido experimentar algo parecido con Occulus Rift o las Google Cardboards.  Pensar en una plataforma RV como “Oasis” no es tan descabellado ahora, y esto nos hace conscientes del grado de dependencia emocional que tenemos hacia la tecnología. Si ya me cuesta ya trabajo dejar Facebook, efectivamente creo que nunca saldría de Oasis.

La llave de jade: Los soñadores de los ochentas

El segundo acierto es la nostalgia. James Donovan Halliday, una especie de Mark Zuckerberg/Steve Jobs y creador de “Oasis”, es fanático de la cultura ochentera. Nunca tuvo descendencia, entonces promete toda su fortuna, a su muerte, a quien encuentre “El Huevo de Pascua”. Esta promesa desata una competencia llena de acertijos y de referencias sobre su época favorita.

Los throwbacks a series, películas, canciones y videojuegos en la voz de un joven del año 2044 les da otra perspectiva; nos recuerda que en su época, todo ello fue el combustible de lo que vendría. Así como a Halliday su época favorita le inspiró a crear Oasis, nuestra vida diaria es producto de lo que muchos imaginaron y soñaron alguna vez; más allá de los recursos tecnológicos disponibles, es con creatividad que se hacen historias que perduran en el tiempo.

La llave de cristal: El viaje del héroe

El viaje del héroe (tema tan extenso que tendré que explicarlo en otro blog), constituye el modelo básico de los relatos épicos de todos los tiempos. ¿Por qué? En pocas palabras resume los arquetipos básicos de la psique humana; son los viajes reales y emocionales por los que todos pasamos, con los que nos sentimos identificados a un nivel profundo. Es la esencia de que una historia nos parezca cautivante.

Escritores como J. R. R. Tolkien con El Señor de los Anillos, J.K Rowling y  Harry Potter, o George Lucas para Star Wars, han basado gran parte de la estructura de sus historias en el viaje del héroe. Pero esta estructura no es actual, en realidad es tan antigua que encontramos sus bases en los mitos e historias de Prometeo, Osiris, Gautama Buda, Moisés y Cristo.

Por ello, el tercer y más grande acierto de Ernest Cline, es que creó, por cierto muy bien aterrizada, una versión moderna del viaje del héroe. Tenemos a Wade Watts, alias Parzival, un joven inadaptado y solitario (Frodo, Luke, Harry), que se encuentra ante un llamado a la aventura: el “Huevo de Pascua” de Halliday.

Parzival contará durante su camino, con un inseparable y fiel amigo, Hache (Ron, Sam, Han), con la sabiduría y fuerza de la esencia femenina de Art3misa (Leia, Hermione) y con un mentor (Gandalf, Dumbledore, Yoda); además tendrá que confrontar su propio “lado oscuro” para renacer y salir airoso.

Pareciera que la fórmula es muy fácil, sin embargo no todos son capaces de recrearla, y menos de hacerlo exitosamente. Ready Player One lo aterriza con ayuda de la nostalgia, lo mezcla con el futuro y la cotidianidad de la era moderna. Nos hace reflexionar sobre nuestros monstruos, la dependencia tecnológica, y lo que nos hace humanos, sentimientos tan básicos como el amor y la amistad.

Algo que debemos aprender de esta novela es a no olvidar que la tecnología y el futuro son siempre un reflejo de nuestra humanidad; las historias y los sentimientos asociados son siempre lo más importante. Una buena historia, con una buena base psicológica y mitológica, que se relacione en lo más profundo con nosotros, puede cautivar más que todos los efectos especiales del mundo… aunque claro ya veremos si el señor Spielberg puede demostrarnos todo lo contrario.

NELswE2t9AiYOU_1_b

Comparte nuestras ideas... Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
0Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicita información respecto a nuestros servicios de Cursos y Talleres: