De la vista a la acción

Como hemos mencionado a lo largo y ancho de este su blog, la tecnología ha cambiado muchos aspectos de nuestra vida, incluidas varias profesiones como el diseño. Al principio plasmábamos las ideas en papel, y en cierto momento del boom tecnológico tuvimos que trasladarlas a una pantalla.

Ahora, el diseño es prácticamente la base de la gran mayoría de productos y servicios digitales que consumimos día con día. Solo que en lugar de vivirlos físicamente o de tomarlos de nuestra repisa, los adquirimos a través de smartphones, tablets o computadoras. Con esta nueva manera hacer diseño, surgieron necesidades de hacer las cosas más llamativas, pero naturales, y sobre todo de hacerlas interactuar con el usuario y satisfacer sus necesidades de la mejor manera posible.

Interactividad y redes sociales

La base de la interactividad es la participación. Es invitar a otro a realizar una acción, es una causa seguida de su consecuencia. Cuando hablamos del mundo digital, por lo general la interactividad nos hace pensar en programas o apps, pero tendencias como la realidad virtual, la inteligencia artificial y las redes sociales, desafían este concepto.

Para entender un poco más acerca de la interactividad, debemos hablar de la interfaz. En pocas palabras ésta es el “mundo” en el que viven los elementos, como imágenes, textos y botones, que nos invitan a participar y realizar acciones. Ahora pensemos en las redes sociales, que son como esos frascos y galletas de Alicia en el País de las maravillas que decían cómeme y bébeme. Te incitan a escribir algo, a compartir algo, a ver algo, a escuchar algo y lo peor, pocos lo podemos resistir.

En este mundo social, la interactividad es la clave. Si Facebook no te preguntara qué estás pensando cada que entras, tal vez no estarías muy seguro de que acción realizar. O si no se hubiera creado el pulgar arriba de me gusta, la red social no hubiera tenido tanto éxito.

Memes interactivos

Un caso muy curioso de las redes sociales, es la evolución que ha tenido el contenido a lo largo del tiempo. Pasamos de textos a quizzes. De notas y listas de preguntas a 140 caracteres. De videos grabados a videos en streaming. De imágenes fijas, a imágenes en movimiento y de ahí a imágenes interactivas. Y estas últimas son las que han llamado gran parte de mi atención últimamente.

Existen miles de memes en internet, pero el de “toca la imagen” es el que tiene más auge en este momento. Básicamente este meme es una imagen cuyo formato es más largo que lo ideal para mostrarse completo en el timeline de Facebook, conversaciones de WhatsApp o tuits, y por ende solo podemos ver la parte superior de él. Entonces al realizar lo que se pide (tocar la imagen), se despliega completa y descubrimos el mensaje entero que está en la parte inferior.
Te mostraré un ejemplo. Vamos, toca a Cristiano (bueno, dale scroll a la página en este caso).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Estos memes son bastante sencillos, pero muy creativos. Hay que saber usar inteligentemente las imágenes y los textos para generar esa emoción de sorpresa, asombro y de humor al ver todo junto.

Poniéndonos un poco más serios, ésta cualidad de interactividad puede ser tomada como una gran ventaja para vender por medio de contenidos. Llevarnos de la vista a la acción de compra. De acuerdo a Oracle, los contenidos interactivos generan conversiones 2 veces más rápido que cualquier otro tipo de contenido.

La interactividad es una excelente manera de captar la atención de las personas y de generar engagement. No la subestimes, y la próxima vez que veas un meme, tócalo, pues te podría esperar un mensaje sorpresa.

Comparte nuestras ideas... Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
0Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicita información respecto a nuestros servicios de Cursos y Talleres: