El futuro del storytelling

A lo largo del tiempo, contar historias ha enriquecido la manera en que interactuamos con nuestro público objetivo. En ocasiones, dichas historias pueden llevar a la plena resolución de la necesidad del cliente, y por ende, a una muy segura conversión. Este es un perfecto escenario: invertir en storytelling nos está funcionando.

Pero la fórmula no siempre es la misma, en algunos casos nos hace falta algo más para que el cliente se sienta parte de la historia, se identifique y consuma; posiblemente la respuesta a esto sea generar experiencias únicas por cliente que nos ayuden a resolver su necesidad.

Recientemente un parque de diversiones incorporó a sus recorridos en una montaña rusa el uso de un visor de realidad virtual denominado Samsung Galaxy Gear, convirtiendo cada recorrido en experiencias inolvidables para cada uno de sus tripulantes. Aplicando este ejemplo, tú puedes contar historias de la mano de la realidad virtual. Actualmente el uso de esta tecnología va tomando auge a tal punto de que en cada scroll generado en Facebook podemos encontrar videos y fotos en 360° mismos que te invitan a adentrarte en el contenido, y se generan experiencias mucho más enriquecedoras. Pero una inmersión no va a depender únicamente de que entremos a otro mundo de manera visual, debemos involucrar más y más sentidos.

Nuestros sentidos

Un ejemplo inmediato es el cine denominado “4D”, en el cual se pueden experimentar muchas sensaciones, provocando con ello que nuestros sentidos estén al cien. Podemos ser expuestos a un chorro de agua, a movimientos bruscos, a flashazos, aromas y, por supuesto al sonido envolvente y video en tercera dimensión; ésta se convierte en una experiencia un poco más cercana a la realidad.

Las historias que se comparten mediante el uso de dispositivos de realidad virtual logran generar la transportación visual y auditiva a la realidad que le queremos mostrar al cliente. En meses pasados UNICEF lanzó una campaña de recaudación de fondos para apoyar a los refugiados sirios; la activación constaba de colocarse un visor de realidad virtual y unos audífonos. Te transportabas al lugar y un niño te contaba cómo era ser un refugiado. Esta manera de compartir historias resulta perfecta pues estás viviendo la triste pero muy cercana realidad a través de los dispositivos

Nos falta algo

Nuestras historias casi nunca son perfectas, al storytelling le hace falta algo que sólo la inteligencia artificial puede ofrecer. Mediante la lectura de la audiencia, se pueden cubrir diversos puntos de fuga que desvían a nuestro público de lo que queremos compartir. Es decir, la IA nos ayuda a saber qué necesitan los clientes.

Hace tiempo, IBM desarrolló una tecnología de computación cognitiva, en otras palabras, de realidad virtual, que es capaz de interactuar de manera natural con el entorno y nos ofrece posibilidades infinitas que podemos aplicar al contar nuestras historias; Watson puede:

  • Analizar e interpretar toda tu información, misma que puede ser utilizada para darle un mejor uso a tu estrategia de marketing y lograr así crear una historia en base a lo ya analizado
  • Proveer recomendaciones personalizadas comprendiendo la personalidad, tono y emoción del usuario
  • Aprender
  • Interactuar

Ésta tecnología fue utilizada en una campaña de Kia; Watson analizó el discurso de ciertos influencers y determinó quienes mostraban los rasgos de personalidad que Kia necesitaba:

  1. Abierto al cambio
  2. Interés artístico

El video de la campaña es el siguiente: https://www.youtube.com/watch?v=lX92Tg5d-Fc

Si bien, no tenemos infinidad de ejemplos en el momento, esto es una muestra de lo que la tecnología puede lograr en el storytelling, y es parte de nuestro futuro inmediato. Estamos en espera de su auge, pero Watson podría ser la llave para abrir puertas que ni siquiera nos habían pasado por la cabeza tocar.

Mientras tanto podemos crear historias y sumergirnos en ellas mediante el uso de nuevas tecnologías; visores de realidad virtual que nos dan un panorama en 360° de una realidad alterna, o de realidad aumentada cuya misión es interactuar con nuestro mundo real; sonido envolvente para sentir que estamos en otro lugar y el uso de nuestros sentidos para tener la mejor historia jamás contada sobre nuestro producto o servicio.

En algún momento estas dos tecnologías, en conjunto tendrán el auge suficiente para brindarnos la mejor historia jamás contada, y en ese momento veremos una completa evolución del storytelling. Llegará el punto en que las historias se conviertan en experiencias multisensoriales, la inmersión inteligente será el futuro para vender a través de las historias.

Comparte nuestras ideas... Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
0Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicita información respecto a nuestros servicios de Cursos y Talleres: