Creatividad: ejercita ese monstruo de bolsillo y cuenta mejores historias

El estudio realizado por Adobe “State of Create Study” asegura que el 75% de las personas siente que no ha explorado todo su potencial creativo. Esto me lleva a cuestionar: ¿La creatividad es algo con lo que se nace o se hace? Para responder a la pregunta, veamos cómo la define la RAE:

Creatividad (s) : Facultad de crear.

La verdad es que todo humano tiene dicha facultad pero debe ponerla en práctica. Un pintor puede ser creativo así como lo puede ser un científico; es un mito que esta habilidad sea sólo para unos cuantos. Otro punto importante que debes saber es que la creatividad no se planea, dado que es algo que no ocurre previo a una acción, sino durante ella. Lo que sí podemos hacer es estimularla para que suceda.

Ahora sí. Estás listo para saber cómo fortalecer tu proceso creativo a la hora de escribir. Sigue leyendo, futuro storyteller.

¿Dónde está mi botón de la creatividad?

Encontrar cómo activar tu mente para pensar creativamente no tiene por qué ser difícil. Puedes empezar con estos ejercicios:

  • Toma lápiz y papel. Si aún no tienes una libreta que llevas contigo a todas partes, adopta una ahora mismo. Es importante que adquieras el hábito de escribirlo todo. Un día, la idea que creías inútil puede revelarte información muy valiosa.
  • Observa, pregúntate y transforma. Lo hemos dicho ya, no hay nada nuevo bajo el Sol. El verdadero reto es encontrarle tu propio enfoque a lo que te rodea. Zuckerberg, por ejemplo, no inventó la comunicación masiva, pero la revolucionó. Investiga y aprende de otros.
  • No te claves en el niño interior. Algunas personas aseguran que para ser creativo debes pensar como tu niño interno. ¿Entonces de qué te ha servido aprender otras cosas y crecer? No hay fórmulas absolutas. Utiliza la que mejor creas conveniente; sal y explora el mundo a tu manera.
  • No dudes en contar una idea a otros y estar abierto a recibir sus opiniones. Muchos proyectos se han nutrido con las aportaciones de otros. Recibe todo comentario objetivamente.
  • Mil y un veces, lee. Científicos de la Universidad de Emory aseguran en su reporte “Short and long-term Effects of a Novel on Connectivity in the Brain” que la lectura te dará las herramientas necesarias para expresarte, estimulará tu imaginación, te preparará para resolver problemas y distraerá tu mente cuando sea necesario. Así estés escribiendo la historia de tu empresa o la de tu mascota, no dejes de leer.
  • Sigue pensando. En ocasiones nos quedamos con la primera idea que llega a nuestra cabeza porque creemos que no hay nada mejor. Es el momento de continuar escribiendo. Siempre hay más y mejores posibilidades para contar tu historia.

Y ahora, ¿qué sigue?

Si ya estás poniendo estos ejercicios en práctica recuerda que todo proceso toma su tiempo. No te desesperes si al principio no encuentras una idea convincente, llegará cuando menos lo esperes, siempre que seas constante y ordenado en tu escritura.

 La creatividad es un monstruo hambriento que siempre habita en tu bolsillo. ¿Lo vas a olvidar ahí para siempre o dejarás que salga y se coma el mundo? Todo depende de ti. Cuenta tus propias historias y deja que ellas sean las que te presenten ante los demás.

Comparte nuestras ideas... Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
0Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicita información respecto a nuestros servicios de Cursos y Talleres: