BTL y storytelling: un mismo universo creativo

Si te dieran a elegir entre ver un anuncio de cómo se elabora una cerveza o participar en la elaboración de ésta y además tomártela, ¿qué elegirías? Sí, seguramente te gustaría formar parte de la experiencia en vez de sólo observarla. Así es la publicidad BTL, utiliza medios no tradicionales para conectar a una marca con su consumidor; su creatividad no conoce límites (más que los del presupuesto del cliente) y genera experiencias interactivas de gran alcance offline y online.

Para que una activación o evento dé los resultados esperados no basta con implementar recursos atractivos. No me malentiendas, claro que son importantes, ya que impactarán los sentidos de tu target, pero de poco servirán si no impactas sus emociones. Entonces, ¿qué se necesita para generar una propuesta que se quede en la mente de las personas y las haga sentir? Fácil, cuéntales una historia.

Los consumidores siempre reaccionarán mejor a algo que los haga sonreír, gritar, soñar, temblar o incluso llorar; algo que los rete, que les despierte recuerdos, que los active físicamente o los conecte mentalmente. Hay que provocarlos con storytelling.

Ahora va el mismo principio pero con un ejemplo:

“The Stress Test” es una campaña de Nivea que eligió una sala de espera de un aeropuerto. Ahí seleccionó discretamente a sus “víctimas”, quienes de manera repentina notaron que su rostro aparecía en anuncios de TV y periódicos, indicando que eran peligrosos fugitivos. La situación se vuelve cada vez más tensa cuando unos guardias vienen a arrestarlos y les preguntan si están estresados. Al decir que sí, abren una maleta ofreciéndoles Nivea Anti Estrés. Esta historia tiene de todo: factor sorpresa, tensión, incertidumbre, adrenalina y un desenlace feliz.

Así como este caso de éxito, queremos que tus historias también trasciendan a otro nivel, por eso ahí te van unos consejos que te serán muy útiles a la hora de elaborarlas.

5 tips para tomar en cuenta en el storytelling de tu estrategia BTL

  1. Conoce realmente a tu audiencia. Nunca está de más decirlo; tú mejor que nadie tienes que saber qué les gusta, cómo se comportan, a quién admiran, las palabras que usan, los lugares que frecuentan, etc. De ahí parte toda tu historia.
  1. Piensa más allá de tu producto. Es decir, si vendes dulces picositos, no te encasilles con una historia que hable de su sabor; si le das un giro de tuerca puedes contar que sólo los consumen los más extremos y activar en un campo de gotcha.
  1. Dale un rol importante a tu consumidor. Él será detonador de la experiencia, por lo que no olvides considerar el poder que tiene en tu historia. ¿Quién es y qué logra? ¿Qué momentos giran alrededor de él y cuáles alrededor del producto?
  1. Si es posible, súmate a tendencias. Analiza el contexto y aprovecha un tema popular a favor de tu historia. Por ejemplo, cuando Trump amenazó en construir el muro en la frontera, varias marcas lo tomaron como parte de su argumento para sus campañas.
  1. Usa las palabras precisas. Cada oración debe de tener un por qué para reforzar la experiencia. No es lo mismo decir “Vive una aventura” a decir “Te reto a vivir tu mejor aventura”. La segunda frase tiene un call to action más efectivo.

Ahora que conoces mejor el universo BTL y su storytelling, las estrategias de tu marca serán tan impactantes como quieras que sean. Además, te será imposible resistirte a las experiencias interactivas que encuentres en la calle o centros comerciales.

¿Qué emociones vas a provocar próximamente, querido storyteller?

Comparte nuestras ideas... Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
0Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicita información respecto a nuestros servicios de Cursos y Talleres: