Apodérate de las imágenes con storytelling

Dicen por ahí que las imágenes vale más que mil palabras. Eso es verdad pero lo que solemos olvidar es que, sin las palabras adecuadas, una imagen puede perder toda su fuerza.

Sí, hay quienes piensan que con una ilustración bonita todo el trabajo está hecho y, claramente, se equivocan. No se trata de poner a competir al director de arte con el copy por ver quién es más efectivo, sino de unir sus fuerzas para crear una mejor propuesta.

Ambas partes son fundamentales pero déjame contarte un secreto, querido storyteller: tú tienes el poder de decidir qué rumbo toman cada una de las imágenes con las que te toque trabajar. Si aún no me crees, sigue leyendo.

Un giro inesperado

Sabemos bien que las historias se encuentran en todo lugar y, como el Rey Midas, son capaces de transformar todo lo que tocan. He aquí dos grandes ejemplos: 

  1. CASO BACHOCO:

Por años, todos hemos sido testigos de los anuncios de Bachoco, donde la marca presenta a sus productos como personajes en distintas situaciones cotidianas. Independientemente si los consumes o no, seguro te han cautivado con la creatividad de cada una de sus ejecuciones.

A continuación, veremos sólo la imagen de un espectacular. ¿Bastará para comunicar todo sin necesidad de una historia?

 

En la imagen vemos a una gallina y un huevo, lo que nos hace pensar en varias cosas pero no en una idea sólida e interesante. Ahora veamos nuevamente el anuncio pero con su copy original:

   

Cambia mucho, ¿cierto? Sólo cuatro palabras y un toque de ingenio mexicano le dieron un contexto divertido a la imagen. ¡Bien hecho!

 

2. CASO “EL JAPONEZ”

 Cuando escuchamos “imagen” solemos pensar en ilustraciones o fotografías, pero es importante recordar que existe un recurso llamado “imagen mental”, donde son las palabras quienes nos hacen imaginar nuevos mundos. La publicidad del restaurante “El japonez” está basada en el haikú (poema oriental de 17 sílabas) para evocar sensaciones increíbles relacionadas con su comida, por lo que basta un poco de storytelling para contar una historia que te hará babear:

 

 

Es así como las palabras son responsables de guiar una imagen hacia todo lo que quieres que sea, por lo que te invito a no olvidar los siguientes consejos:

-Rescata una imagen de lo obvio, si tu texto es sólo una descripción de lo que a simple vista se puede observar, entonces no funciona.

-Mantén la mente abierta y atrévete a explorar todos los contextos de tu imagen.

-Recuerda: no necesitas muchas palabras para contar una gran historia.

-Procura la armonía entre la cantidad de texto y los elementos gráficos.

-Jamás dejes de leer, amplia tu lenguaje y aprende a aplicarlo de maneras distintas.

De ahora en adelante siéntete aún más orgulloso de tu labor, ya que sin ti, muchos conceptos se perderían en el camino. Es hora de poner en práctica lo aprendido y reinventar cada proyecto con ayuda del storytelling.

 

Comparte nuestras ideas... Share on Facebook
Facebook
4Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
0Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
0Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicita información respecto a nuestros servicios de Cursos y Talleres: